domingo, 23 de agosto de 2009

Más o menos así terminó todo

Sí, esto vendría siendo mi (otra) despedida.

Y a mí no me gustan las despedidas, no me gustan las cosas que terminan, no me gustan las conversaciones que se acaban. A mí me gusta dejar una cuñita en la puerta para que al primer empujón se vuelva a abrir, para empezar a hablar otra vez, para mierdas así pues. De verdad que no me gustan las despedidas, sobre todo porque despedirse significa terminar algo, y terminar algo al final se traduce en empezar algo nuevo, y los comienzos son díficiles, y yo me pierdo en los comienzos y soy como esas cosas que se caen a cada rato, como cualquier lapicero en una mesa.

Y ahorita quisiera leer todas las entradas que este blog tenía, pero borré más de cien y me da cosa. Sé que esta mierda casi siempre carecía de sentido, pero chís, uno quiere a sus hijos a pesar de que sean feítos, y ahora que estoy a punto de dejar esta catarsis tan necesaria no puedo dejar de sentir nostalgia.

Y tenía pensado hacer un entrada grande, pero siempre que pienso en hacer cosas grandes me entra paniqueo y las palabras se me van. Mejor no arriesgarme a perder la costumbre.

Y ya en sí, esto es más o menos como todo terminó.



... like some magnificant skyline, out of my reach but always in my eyeline now♫

Y sí, Pinkpop 2009 tiene algo de culpa.

Y sí, soy creyente, otra vez.

Y sí, adiós. Fin.

2 comentarios:

Miss Tangerine dijo...

"...como cualquier lapicero en una mesa."
... Y como cualquier bolo en algun chupadero :P
No pude resistirlo.

S0y la Que No Buscas dijo...

Yo tambien me pierdo en los comienzos!